28/09/2018

Témpore cumple sus previsiones de ingresos y resultados en el primer semestre

Témpore Properties, la socimi promovida por la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), cerró el primer semestre del año con unos ingresos de 3,3 millones de euros y unos resultados negativos de 201.000 euros. Estos resultados están en línea con el plan estratégico de la compañía y con las previsiones presentadas en el Documento Informativo de Incorporación al Mercado (DIIM), a pesar de que algunos activos entraron en explotación con cierto retraso sobre lo esperado.

Durante el primer semestre del año Témpore formalizó 154 nuevos contratos de alquiler y renovó otros 39, lo que le permitió mejorar un 5% el nivel de rentas. Las mejoras en la gestión de la cartera se observaron también en la ratio de mora de los alquileres, que se redujo en medio punto, pasando del 5,5 en el momento de su constitución al actual 5%.

La cotización de la socimi en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), en el que debutó en abril, se ha mantenido estable en el periodo en torno a los 10,40 euros por acción.

Témpore Properties cuenta con una cartera que incluye 1.383 viviendas, concentradas en su mayoría en Madrid (59%) y Barcelona (24%). El resto se reparte entre Zaragoza, Valencia, Almería, Málaga, Sevilla, Toledo y Guadalajara.

La socimi dispone de un acuerdo marco a tres años que le da derecho a realizar la primera oferta sobre activos de Sareb. Este acuerdo es una de las principales palancas de crecimiento de Témpore Properties, que cuenta con incrementar su cartera de activos hasta los 500 millones de euros entre 2018 y 2020. En la actualidad, la socimi ultima los detalles de la compra mediante una ampliación de capital antes de fin de año de activos de Sareb por un valor aproximado a lo comunicado en el DIIM.

Asimismo, la empresa prevé que continúe mejorando el nivel de ocupación de la cartera actual y que la nueva operación de compra ayude a la diversificación geográfica de su cartera de activos hacia otros mercados con una fuerte demanda de alquiler.